"La música es sinónimo de libertad, de tocar lo que quieras y como quieras, siempre que sea bueno y tenga pasión. Que la música sea el alimento del amor."
"Music is synonym of freedom, of playing what you want and how you want, as long as it's good and made with passion. Let music be love's food."
Kurt Cobain (1967-1994)

sábado, 30 de enero de 2016

El año de no pensar demasiado (Ra Ra Riot - Absolutely)

CCIII
"It's the year of absolutely nothing,
Absolutely crushing,
Absolutely everything,
Absolutely loving"

ABSOLUTELY
Ra Ra Riot
Need Your Light
Barsuk Records
2016

A lo mejor tampoco hace falta darle muchas vueltas a las cosas. Un amigo me estaba animando a escribir más en el blog y yo venga la excusa, que si necesito una canción que salga a mi encuentro, que si tengo que tener alguna razón de enjundia para escribir un sesudo comentario, que si patatín, que si patatán...

Ya que mis pocos pero fieles lectores merecen ser bien tratados, he de decir que temas para tratar hay: la corrupción (por cierto, tema ampliamente tratado en otras entradas) y distintos estados de ánimo de los que ya di cuenta el año pasado, pero regodearme en ellos ya es como para mandarme a la mierda. Así que hoy os pongo un tema bien animado, lleno de vida y color (uno de esos temas "feel good") que no va a ninguna parte pero os aseguro que no os vais a quitar en todo el año de la cabeza. Por supuesto, tiene mensaje muy pop y muy vital, y muy intrascendente y muy naif, pero creo que para un día como hoy nos vale, ¿no? "Este es el año de ser absolutamente nada, absolutamente demoledor, absolutamente todo, absolutamente encantador", o sea, el típico y castizo "como te digo una cosa, te digo la otra", sentencia culmen de la filosofía zen de andar por casa. Pues bien, hijos míos, yo os digo, este es el año de "que sea lo que Dios quiera" o "el tiempo dirá", en versión más atea.

Me asomé con curiosidad a lo nuevo de Ra Ra Riot para ver si seguían con el mismo rollo indie-hipster de cuando los conocí con Ghost Under Rocks y Oh, La, del disco The Rhumb Line de 2009. La verdad es que les había perdido la pista y mira que ese disco lo escuché veces. Pues parece ser que igual no se han comido todas las roscas que querían y en el 2013 con su álbum Beta Love ya mandaron los violines a tomar por saco y adoptaron un estilo mucho más acorde a los gustos mainstream (allá ellos) que seguramente les reportarán más beneficios. Oye, pues muy bien, que de algo hay que comer, porque ser auténtico y espléndido todo el día cansa. Así que, los ánimos arriba y no nos tomemos tan en serio, que aburrimos al personal.

Y éste, babies, es mi súper consejito del día. ¡Os súper amo! Besines.


Ra Ra Riot's official website: www.rarariot.com

sábado, 2 de enero de 2016

Venga va, lo mejor del 2015 (The Dining Rooms - Do Hipsters Love Sun (Ra)?)

CCII
(...)

DO HIPSTERS LOVE SUN (RA)?
The Dining Rooms
Do Hipsters Love Sun (Ra)?
Schema Records
2015

Pues este año no iba a hacerlo pero al final he sucumbido a la moda de las listas de lo mejor del año. Aunque, a decir verdad, en esta ocasión he sido incapaz de ordenarlo de mejor a mucho mejor. No me canso de repetir que este es un blog de canciones que no presta demasiada atención a álbumes completos. De hecho, de elegir las canciones que más me han gustado del 2015 obtendríamos un listado bastante distinto al que hoy os muestro. Llamará la atención la ausencia de géneros como el metal o el punk-rock, y es que este año me ha dado por otras cosas -¿os he hablado alguna vez de mis gustos eclécticos? Pero bueno, he aquí el resultado de mi autoencuesta, con la inestimable ayuda de mis listas de reproducción de Spotify y de los scrobblings de Lastfm, es decir, estos son los 30 álbumes que más he escuchado y que más me han gustado, por eso he optado por el orden alfabético, a excepción del álbum que encabeza la publicación. ¿Y por qué este y no otro? Probablemente porque intuyo que es lo más excéntrico de la selección y porque, cómo no, estoy seguro de que no sabíais que os lo estabais perdiendo. No es un disco al uso, no sigue tendencias, no es pop-rock, ni punk, ni electrónica, pero combinad un poco de todo y meted un buen pellizco de trip-hop y lounge y ahí tenéis a The Dining Rooms, un dúo de Milán que llevan desde 1999 sacando álbumes como rosquillas aunque este de 2015 se ha hecho esperar, puesto que su último disco databa del 2011. Además del tema que resalto, no os perdáis Venere, Appuntamento su Marte, Interstellar o Light Time Tales. Música para descubrir junto a otros discos que no le desmerecen en nada, para escuchar con atención y disfrutarlos a su debido tiempo.




Ahí van el resto de los 30:

Autour de Lucie - Ta lumière particulaire


Belle and Sebastian - Girls in Peacetime Want To Dance


Bill Fay - A Page Incomplete


Blur - The Magic Whip


City and Colour - If I Should Go Before You


C. Duncan - Architect


Curtis Harding - Soul Power


Deerhunter - Fading Frontier


Hot Chip - Why Make Sense?


Jamie xx - In Colour


Joe Crepúsculo - Nuevos misterios


John Grant - Grey Tickles, Black Pressure


Julia Holter - Have You In My Wilderness


Leon Bridges - Coming Home


Ludovico Einaudi - Elements


Matthew E. White - Fresh Blood


Miami Horror - All Possible Futures


Mist - The Loop Of Love


New Order - Music Complete


Noel Gallagher's High Flying Circus - Chasing Yesterday


Patrick Watson - Love Songs For Robots


Rafa Spunky - Mitomanías EP


Richard Hawley - Hollow Meadows



Sufjan Stevens - Carrie and Lowell



Tame Impala - Currents



The Chemical Brothers - Born In The Echoes



The Decemberists - What A Terrible World, What A Beautiful World



The Griswolds - Be Impressive



The Maccabees - Marks To Prove It



sábado, 19 de diciembre de 2015

A veces pienso y voto, a veces solo voto (Courtney Barnett - Pedestrian At Best)

CCI
"Put me on a pedestal and I'll only disappoint you
Tell me I'm exceptional, I promise to exploit you
Give me all your money, and I'll make some origami, honey
I think you're a joke, but I don't find you very funny."

PEDESTRIAN AT BEST
Courtney Barnett
Sometimes I Sit And Think, Sometimes I Just Sit
Mom and Pop / Marathon Artists / Milk!
2015

Me recuerdan los medios que hoy es jornada de reflexión y yo en todas las citas electorales pienso lo mismo: ¿cuatro años no han sido suficientes para reflexionar? Agradezco que me den un día extra, pero es que yo decidí mi voto hace 1460 días. Paso de pensar, y sobre todo, paso de argumentar. En el día previo al de reflexión ya tuve que lidiar con razones del tipo "a mí los partidos emergentes me dan mucho miedo" y "no se sabe a qué gente van a meter en listas, seguro que a mucho aprovechado". ¿Perdón? (en moderno), ¿mande? (en castizo). Precisamente mi único miedo es a que votemos para que nada se mueva, que todo y todos queden igual (de acomodados o de jodidos) que estaban. Y con esto no digo nada y lo digo todo.

Que voto sin pensar es una forma de decir que la papeleta me sale de las tripas, y que voto con las gónadas más que con el cerebro. Porque sobra palabrería, personalismos, explicaciones y, sobre todo, me sobran apariciones estelares en programas de anarosas, mariateresas y bertines. De hecho, me sobran hasta las campañas electorales. Me sobra casi todo. En el fondo soy un escéptico de la política. Creo que al final todos decepcionan, todos nos explotan y, como dice Courtney Barnett, con mis billetes de 50 euros (nunca he tenido ninguno de valor superior en mis manos) hacen origamis. Va a ser inevitable que después de unas legislaturas llenas de corrupción, mentiras y tomaduras de pelo todos estemos moscas y nos cueste volver a confiar en una clase política que se había convertido verdaderamente en una casta de intocables.

Pues vamos con la Barnett, la australiana que ha deslumbrado al mundo en este 2015 con su mezcla de garage y pop-rock en este primer álbum tras dos exitosos EPs. Y precisamente cuando digo que sobran las palabras, llega ella con un exceso de verborrea rock que nos sacude las conciencias y nos hace despertar del letargo. Explosión de espíritu punk para un tema y un vídeo que tratan de las falsas expectativas y de la crueldad del desprecio. Y es que hay cosas que no tiene nada de graciosas.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Nuestros lectores escriben la entrada 200 de What You're Missing

CC
Mil gracias a todos. Se os quiere.


Lo prometido es deuda, y aunque se haya hecho de rogar, hemos llegado a la entrada número 200. En una época en la que el fenómeno blog ha ido perdiendo peso en el ciberespacio, todavía quedamos unos pocos románticos que creemos en este formato como un vehículo de comunicación valioso y lleno de posibilidades. Y si no es así, el tiempo dictará sentencia y ya será de él lo que tenga que ser. Mientras tanto, hoy tocaa celebrar la efeméride y aquí tenéis los temas que varios lectores tuvieron a bien compartir conmigo para que formaran parte de esta recopilación ecléctica que tan bien responde al espíritu de este blog. En realidad es gracias a todo el feedback que he recibido desde el minuto uno de toda la gente que ha seguido esta bitácora más o menos regularmente por lo que sigo aquí. Y por eso, os merecéis este espacio en mi blog y en mi corazón. En esta lista de YouTube tenéis todas las contribuciones, aunque los rezagados que no habéis llegado a tiempo todavía podéis mandar vuestras propuestas mediante este formulario y la entrada se actualizará con ellas. 

Así que vamos a ello. Y será por orden de llegada a mi buzón. El más rápido fue Andrei, que eligió River Flows in You de Yiruma porque "siempre acudo a este canción cuando necesito animos y motivación... Me llena de positividad." Pues no está mal empezar siendo positivos.


La siguiente propuesta viene de Marte, que es el nick de nuestro usuario, aunque la canción es muy terrestre. Marte escogió Nada que perder, de Conchita porque "me recuerda mi historia de amor y desamor más fuerte". Algo me dice que a más de uno le pasará lo mismo.


Little River Band es el grupo que nos propone Fer. Un tema de 1978 que seguro muchos desconocíamos y que suena bien fresco. En palabras del propio Fer, Reminiscing ha de estar en este listado por "el ritmo, la melodía, el coro..."



Tonyxu82 propone un tema epidérmico donde los haya. Nada mejor que dejaros con las palabras que él usa para explicarse. "Es una canción que marcó una etapa, una pérdida, una transición. La melodía, la letra, su voz que me desgarra por dentro... el vídeo, sencillo, en negro y blanco... Es una artista que mi entorno no conoce. Me parece una obra maestra y una de las canciones mas tristes que he escuchado jamás. "Me moriré de ganas de decirte que te voy a echara de menos" ... Me destroza el final del video..." No queremos que os destroce, pero hay que admitir que Con las ganas de Zahara, según en qué situación nos encontremos, no es apta para todos los ánimos.


Blanca nos pide que cambiemos de registro y elige Zanzíbar de Toundra porque es un "muy buen grupo español, y sus temas me inspiran...". No podemos estar más de acuerdo.


Nada más y nada menos que Television es la banda que nos propone Cósimo Qüist. Venus es un temazo que tiene que estar aquí aunque "la verdad es que no tengo ni idea del nivel de popularidad que tuvo y tiene Television a nivel mundial pero los veo muy poco nombrados, pinchados o recomendados. Yo mismo los descubrí no hace demasiado tiempo. En cualquier caso me gustaría recomendar a toda la galaxia el disco Marquee Moon de Television. Para este post he elegido, de las que componen el LP, el segundo tema, Venus pero podría haber elegido cualquier otra. Me gustan mucho las guitarras, que fluyen con naturalidad de una parte a otra de la canción, y en general todo el aire fresco y genuino que desprende la banda." Seguro que la banda hubiera agradecido en su momento este feedback.



Wilma "La Voz" nos trae a Robert Plant con un pedazo de balada, A Stole Kiss. Otro ejemplo de cómo la música es pura emoción. "Hacía tiempo que una canción no me removía tanto... Alma pura", nos dice. A ver si alguien se atreve a decirle que no.


"Una pasada de tema". Así de escueto y así de claro es nuestro amigo Phil para presentar su propuesta. Y es verdad que desde los primeros acordes ya sabes que lo que viene después tiene que ser algo grande. Grandes Graveyard, grande este Slow Motion Countdown. Grande Phil.


Después de tanta balada, un tema de esos que levantan el ánimo. Y es que Dani sabe qué hacer para sobrellevar esos días que se nos atragantan a todos. "Porque me pone de tan buen humor que me lo pongo los lunes por la mañana para ir al curro!" M+A y Down The West Side es todo un antídoto contra el mal rollo.



Dice Isabel Romero que este tema "me transmite mucha energía". ¿Cabe más explicación? Eso es la música, algo que nos transmite energía, mil tipos de ella. Isabel, estamos en la misma onda, qué duda cabe. No puedes escuchar Ready To Go, de Republica sin moverte de tu silla.



Volvemos a los temas que nos tocan la piel y nos penetran más hondo si cabe. Rocío quiere que escuchemos este Sea Of Heartbreak de Rosanne Cash y Bruce Springsteen "porque ¿quién no ha tenido alguna vez el corazón roto?". Touché.



"Armonías vocales exquisitas y canción absolutamente atemporal. Podría haberse compuesto en los años 40, en 1985 o 2013. Cualquiera con una pizca de sensibilidad por el buen pop debería emocionarse con esta canción." Esta es la presentación de When You Go, de The Heavy Blinkers, el tema que nos propone Dela. De acuerdo en todo, un hallazgo.



La chanson française viene de la mano de Fabien, desde nuestro país vecino. En este caso nos recomienda Vivre pour des idées de Lény Escudero por un motivo más que convincente: "esta canción me hizo llorar la primera vez que la escuché". Si una canción tiene ese poder se merece una buena escucha.



ObedSG escoge a un nombre consagrado para su propuesta. Björk es para muchos un referente imprescindible para comprender la música de las últimas décadas. Pagan Poetry es un ejemplo más de lo que puede salir de la cabeza de semejante genio pero, como toda su música, proporciona experiencias personalísimas a los que la escuchan. "La caja de música que abre la canción y está presente hasta el final no sé que tiene pero toca algo dentro de mí. Además de la base y los coros que acompañan su voz, ¡geniales! También me gusta porque abrió su concierto de junio de 2002 en Madrid con ella." Pues vaya gozada además escucharla en vivo.



Robyn and La Bagatelle Magique nos ponen a todos a bailar, que ya era hora. Gracias a Deif por proponernos este Set Me Free, que "ha sido una de las canciones de la banda sonora de mi verano 2015". Un verano lleno de música y buen rollo, seguro.



Maite cambia radicalmente de estilo y quiere sugerir este tema de Deaf Shepherd, Gie's A Drink. "Los vi en directo en el festival del Fringe en Edimburgo y me encantaron. La música celta es una de mis pasiones. Nada más empezar a escucharla cierro los ojos y me transporta a un momento muy feliz y añorado de mi vida, a una ciudad que me fascina y que me está esperando ..." Ayyy, cuántas veces una canción dispara los mecanismos del teletransporte...


Labios rotos, de Zoé, es el tema que nos propone un valenciano en San Francisco. "Me gusta lo que quiere transmitir, que para amar no hace falta mas que un corazón, que nos olvidemos de la edad y de lo material y que simplemente amemos." A veces lo mejor es siempre lo más simple.


Mati sabe que sus propuestas son órdenes. "Sólo escuché un trocito en el coche, pero pintaban bien y por eso he buscado algo en youtube para que los oigas." Escuchados Belize y Little Secrets solo he de decir que en mi móvil ya tengo varias canciones de ellos sonando todos los días. Es lo que tiene que te conozcan bien, demasiado bien.


Si lo hubiese hecho adrede, no me habría salido mejor este final. Berta Goldman no me conoce de nada (creo), pero esto de la música es tan mágico que puede hacer que dos extraños conecten de manera instantánea. Probablemente ella no sepa que para mí la palabra Dios se pronuncia Van Morrison. Por ello, cuando vi esta última propuesta en mi buzón pensé "esto ha salido redondo, es hora de publicar". Sweet Thing le parece como que "música y letra me suenan a antiguo, a un pasado (ajeno) mejor." Para mí Sweet Thing es La Belleza, y eso no tiene pasado ni futuro. La Belleza es eterna.




domingo, 1 de noviembre de 2015

Eso del Hype (John Grant ft. Tracey Thorn - Disappointing)

CXCIX
"There's nothing more beautiful than your smile
As it conquers your face
There's nothing more comforting than to know
Know you exist in this time
In this place"

DISAPPOINTING
John Grant (ft. Tracey Thorn)
Grey Tickles, Black Pressure
Bella Union
2015

Iba a titular esta entrada "Hiperboleando", pero gracias a los conocimientos en marketing online que estoy adquiriendo recientemente confieso que he resuelto incluir el vocablo inglés hype en ella solo por aquello de ayudar al posicionamiento de la misma un poquito más alto en los resultados de búsqueda de Google. Por eso y porque en realidad estamos hablando de lo mismo, aunque poca gente sepa que ese término anglosajón viene del acortamiento de la palabra hyperbole, precisamente.

No nos damos cuenta, pero nos pasamos el día exagerando. Cuando llegamos al trabajo medio dormidos y decimos eso de "los lunes me matan" no reparamos en que antes nos iremos al otro barrio por cualquier otra cosa excepto porque se haya acabado el domingo. De los políticos decimos que "son lo peor" cuando pruebas hay de que siempre estamos a tiempo de toparnos con un sátrapa que empequeñezca los defectos de los actuales. A la hora de emitir un juicio sobre un plato no nos ahorramos palabrería: "es un manjar de dioses" -rayando la cursilería-, o "esto está para dárselo a los cerdos" -por no mencionar comentarios más escatológicos. La popularización de la expresión "pasarse cien pueblos" no hace más que constatar que al comunicarnos, necesitamos hacer uso casi continuo de la mencionada licencia retórica.

En el terreno de las relaciones personales es cuando se hace más patente. El elogio -o el desprecio-, en sí mismo, es susceptible de hiperbolizarse cuanta más importancia le demos al efecto que queremos causar. Y ahí aparecen los piropos y los insultos como extremos de una cuerda en la que pocas veces sabemos movernos por el centro. Como extremos que son, cabe moderarlos, y valorarlos en su justa medida, porque lo que se deriva de tales exageraciones no es ni más ni menos que una intención, ya sea de conquistar o de incendiar, y lo que realmente importa es cuál es nuestra respuesta ante ellas. Por otra parte, para el exagerador, la hipérbole usada conscientemente como recurso está muy bien, incluso como filosofía de vida.

El señor -y qué señor- John Grant decide que es mejor pasarse que quedarse corto, y escribe una canción que si me la canta a mí, caigo en sus brazos en el segundo verso. La contundente voz de este artista de infancia difícil, adicciones varias e intentos de suicidio se complementa perfectamente con la no menos contundente base electrónica y la calidez de la voz de Tracey Thorn (Everything But The Girl) para conseguir un irresistible tema de amor compuesto por una serie de comparaciones en hipérbole y acabar diciendo que lo más exquisito y grandioso que existe sobre la faz de la tierra es decepcionante ante la sola existencia del ser querido. Y a ver cómo te quedas.

Pues no está mal ser un poco exagerado, multiplicar el elogio, aumentar hasta el grado superlativo si las palabras escuetas no alcanzan a transmitir todo el sentimiento positivo que hay detrás de ellas. Para lo negativo no me interesa hacer uso de la hipérbole, me basta con la elipsis.


John Grant's official site: johngrantmusic.com
John Grant on Facebook, Twitter, YouTube

martes, 27 de octubre de 2015

Camino de las 200 entradas / On our way to post number 200


Parecerá una tontería, pero no lo es. Para celebrar algo no hacen falta muchas excusas, igual vale el primer año que el quinto centenario, las cien primeras que las mil. En mi caso 200 entradas significan que estamos ahí, que el blog tiene vida y que en más de una vez ha estado en la UCI y ha salido, con recaídas, pero aquí sigue, mostrándose unas veces alegre y dicharachero y otras melancólico e introspectivo; en ocasiones analizando la realidad que nos rodea y otras mirando hacia dentro y acometiendo exorcismos necesarios. En todos los casos empujado por la aparición, casi siempre fortuita, de una canción que hace saltar todas mis alertas y provoca una respuesta en forma de entrada. Este blog se subtitula "Música para espíritus inquietos", y soy consciente de que todos los que en alguna ocasión os habéis asomado a él compartís en gran medida esa inquietud e inconformismo necesarios para acercarse a aquello que es desconocido, a lo que hay que hacer esfuerzos por conocer. Precisamente para agradeceros a todos ese esfuerzo quiero celebrar la entrada número 200 con vuestra colaboración. Será una entrada con todas aquellas canciones que para vosotros NO HAY QUE PERDERSE, cualquier tema que consideráis especial y entendéis que no es algo que suena constantemente en bares, discotecas, radios y televisiones, y al que no se le presta la debida atención. Para ello os agradeceré que me hagáis llegar vuestras elecciones rellenando este formulario:



Espero vuestras propuestas, siento no poder sortear entradas a ningún festival, pero en sana correspondencia, tendréis la consideración de miembros VIP del blog para el resto de vuestras vidas y mi más profundo agradecimiento.

¡Que no pare la música!


It may seem stupid, but it is not. One may not need any excuse for a celebration, no matter a first anniversary or a fifth centennial, the tenth post or the thousandth. In my case 200 posts mean that we are still here, that this blog is alive despite having been more than once on intensive care treatment and has overcome the situation, relapses included, and it keeps showing a cheerful face at times and also playing with melancholy and introspection on other occasions; sometimes analyzing the life that surrounds us and sometimes looking inside to proceed with necessary exorcisms. Always pushed by the appearance, almost always accidental, of a song that fires all the alarms and triggers a response in the form of a post. This blog is subtitled "Music for restless spirits", and I know that everyone that has ever taken a look at it shares the same necessary concern and nonconformity to learn about the unknown, something that requires an effort. Precisely, to thank you for all this effort I want to celebrate my 200th entry with your collaboration. It will be a post with all those songs that you think are NOT TO BE MISSED, any particular tune that you consider special and is not constantly played in bars, clubs, radios or television, a song which has not be paid enough attention. For this reason I would appreciate your submissions through the form above.

I look forward to your collaboration, I am sorry not to be able to offer any festival tickets, but in healthy correspondence, you will have the consideration of VIP member of the blog from now on and, of course, I will be deeply thankful for all.

Rock on!

sábado, 10 de octubre de 2015

Feed Me Back, Please (Mabuse - Schönberg)

CXCVIII
"No se me ocurre mejor plan
que pasar la noche en el sofá 
analizando a Schönberg. " 

SCHÖNBERG
Mabuse
Rusos y americanos
El Perfecto Gris
2015

Yo no sé si será el dicho bíblico de "siembra y recogerás" o aquello de que "si eres buena gente, las cosas buenas vendrán a ti" pero me vienen pasando cosas positivas últimamente en muchos y diferentes ámbitos de la vida. Y yo creo que algo tiene que ver el feedback, anglicismo necesario porque, hasta donde yo sé, nadie ha dado con una traducción mejor que el horroroso término retroalimentación. A mí retroalimentación me suena a retroexcavadora y, a muchos, retro- como prefijo les "retrotrae" a otras épocas. Lo importante es que el concepto es valiosísimo.

Vayamos por partes: el verbo "feed" en inglés significa "alimentar, dar de comer", y "back", en este contexto, indica "de vuelta, en reciprocidad, en la dirección opuesta". Por lo tanto, "feedback" es "alimentar" pero una vez tú has sido alimentado antes, y no solo eso, debes alimentar al mismo sujeto del cual has recibido la alimentación previamente. El feedback es un juego de dos direcciones, y a veces, más que juego es una necesaria respuesta a cualquier acción que lleve implícito el significado de "dar". De ahí que el término sea incompatible con esa coletilla que estamos acostumbrados a usar de manera demasiado recurrente; me refiero a "...sin esperar nada a cambio". En el trabajo, en tu vida social, en tus relaciones más íntimas, en el amor, seguro, un poquito de feedback, por favor. Hasta los voluntarios en las ONG lo obtienen, porque no estamos hablando de nada material, estamos hablando de un mínimo gesto que refrende, apoye o certifique que vamos por el buen camino. Cuántas crisis y cuántos problemas nos evitaríamos si aplicáramos unas cuantas dosis de feedback en nuestro día a día.

Viene al caso el tema porque acabo de recibir noticias alimenticias de parte de uno de los chicos de la banda Mabuse, con quienes ya iniciamos un cordial pero directo feedback con ocasión de la publicación y mi posterior reseña en rockinspain.es de su primer disco. Intercambio que nos dejó satisfechas a ambas partes. Como el feedback puede convertirse en un intercambio sin fin aunque transcurra tiempo entre fase y fase, es ahora cuando me toca digerir la nueva propuesta y responder con el mejor afán constructivo. Y es que si no es constructivo, no es retroalimentación, directamente es envenenamiento en grado de alevosía.

Pues al grano. El plato se llama Rusos y Americanos, y empezar el disco Con más barba que piel en pleno auge hipstérico es toda una ocurrencia, de tal manera que el tema de ritmo pop ya nos pone en alerta. Hay más pop en Boxeador y fina ironía marca de la casa en Perdóname. Atentos a un tema como Mi rollo es la oscuridad, irresistible desde el mismo título. A pesar de sus tintes más pop, me resisto a catalogar el disco así, ya que Mabuse saben moverse perfectamente por el pop-rock más constistente haciendo gala de unas excepcionales letras escritas y cantadas por Ángel Morón, una valiosa voz a respetar y considerar en este nuestro panorama musical patrio. Si a eso le sumamos al resto de la banda en estado de gracia tenemos a la banda perfecta.

Pero yo me he enamorado de Schönberg. Porque sí. Porque es rockera, porque me flipa el tiroriro del teclado en la parte instrumental, porque la letra es espléndidamente poco comprensible aunque entendamos cada uno de los versos por separado, porque está de moda lo atonal, y porque esta canción no necesita un porqué. El atracón de Schönberg es tan animal -la he escuchado como diez veces seguidas, y las que me quedan- que por poco que sea, mi feedback en forma de artículo no llegará a la altura que merece la banda, pero lanzando esta entrada al ciberespacio doy de comer a miles de potenciales retroalimentadores. Así que ya sabéis, lo de menos es la comida; seguro que encontráis la manera de hacerles llegar el gesto.




Descarga el álbum gratuitamente desde Bandcamp

Mabuse's official website: elperfectogris.com
Mabuse on Facebook

jueves, 8 de octubre de 2015

Todo lo que era yo (Rafa Spunky - (I Feel Like) Bryan Ferry)

CXCVII 
"Don't stop, let's play
And let the music fill your brain 
Don't stop, lose control 
And let the groove lift your soul"

(I FEEL LIKE) BRYAN FERRY
Rafa Spunky
Mitomanía EP
Nocturne Records
2015

Había llegado hasta el punto de no poner música en ningún dispositivo. No era una acción deliberada para evitar tener que escuchar ciertas canciones que me evocaran algo que quería olvidar, no era eso. Era algo más grave. En varias ocasiones intenté cantar alguna canción mientras sonaba en el ordenador y a los diez segundos se me retorcía el estómago y la garganta se me cerraba como si me anudaran la tráquea con un rizo de pescador. Y me empezó a pasar con cualquier canción. Entonces paraba el reproductor. Prefería el silencio.

Había llegado hasta el punto en que los chistes de los vecinos de Montepinar ya no me hacían gracia, las lecturas no pasaban de la tercera página de ningún libro, no podía ver una película entera concentrado, los goles de Messi no me hacían saltar del sofá y las suculentas recetas que llevaba probando desde hacía tiempo fueron sustituidas por latas de fabada o garbanzos a la riojana.

No era difícil detectar la sensación de pérdida, de ausencia de ilusión por todo aquello que antes me hacía disfrutar. Tendemos a pensar que ciertas cosas forman parte de nosotros de forma indisoluble, como extremidades invisibles que no puedes perder. Pero es un craso error, la vida puede amputarte esas extremidades tan necesarias para tu bienestar mental sin que te des cuenta. Y, por supuesto, toca rescatarlas y realizar una operación de urgencia que restituya el estado anterior.

Hecha la reparación, parece ser que los miembros amputados comienzan a recuperar la sensibilidad, el cerebro los reconoce como suyos y la sangre vuelve a correr por sus venas. En algún momento pensé que la música me había abandonado, incluso la llegué a ver como un elemento ajeno a mí. Yo, que empecé escuchando música de bien pequeño con la orquesta de Paul Mauriat sonando en el coche de mi padre, con la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorák, el Cascanueces de Tchaikovski, la discografía entera de los Beatles, la de Abba, la música disco, cantando una y otra vez las canciones de Grease y de Xanadu, pasando mi adolescencia entre la movida madrileña, los nuevos románticos y el rock sinfónico, descubriendo en mis veintipocos a The Smiths y Van Morrison, dejándome sorprender por el brit pop y el grunge, elevándome a las alturas con la New Age y más recientemente adentrándome en los procelosos y tan opuestos mundos del stoner rock o de la música de club. Si todo esto era yo, me quería de vuelta, y no solo como antes, sino mejorado y ampliado.

Dice Rafa Spunky en una entrevista que "le sorprende la gente a quien le interesa algo más que la música en sí misma". Yo entiendo lo que quiere decir. La música en sí misma ya te lo da todo. No necesitas saber nada del compositor, ni necesitas un vídeo, ni una campaña publicitaria. Si te llena, sobra todo lo demás. Si te hace llorar, cumple su labor; si te hace gritar, libera tu tensión; si te transporta, viajas sin moverte, y; si te hace bailar, te llena de alegría. El tiempo, siempre terapéutico, el otoño, tu propia fuerza interior, el espíritu de supervivencia, me han devuelto aquello que era mío: la pasión por la música. Porque la ella siempre estuvo ahí, así que me siento como Bryan Ferry, sin ganas de parar: 


Y como Rafa Spunky, con ganas de dejarme llenar, de dejarme llevar por el ritmo. Y vaya ritmo el de este tema. La esencia de la música disco en tres minutos y medio, falsetto incluido. Además, Spunky confiesa que le gusta de todo, desde Las Grecas hasta Metallica, ya que siempre hay algo bueno en todo tipo de música. Me sumo a su declaración.


Rafa Spunky's website: rafaspunky.bigcartel.com
Rafa Spunky on: Facebook